Dejar RTVV cerrada

Publicado en ValenciaOberta.es

Puedo alegar motivos puramente económicos, puesto que RTVV en su momento tenía un agujero de 1.200 o 1.300 millones – depende de donde lo leas – que pagábamos entre todos, y visto lo visto en cuanto a la forma de enfrentarse a la gestión que tienen en el Consell no parece que los vientos de la izquierda vayan a traer mejores números y balances empresariales. Eso de que la cuentas cuadren no parece muy suyo. Al final, de nuestro bolsillo, caballerete.

Puedo alegar motivos de resultados teniendo en cuenta que los resultados de las cadenas FORTA son paupérrimos a fecha de hoy y que Canal 9 nunca destacó entre las suyas. Las cadenas hacen aguas, con un share medio del 7,5%, perdiendo publicidad, mientras en general, el negocio de la televisión crece paulatinamente a buen ritmo. En esta bonanza todas las televisiones públicas parecen hundirse. Las nacionales también.

Puedo alegar motivos sociales o tecnológicos. Viviendo en el mundo de Internet, la TDT, las plataformas digitales, los mil y un canales, el consumo a la carta de Netflix, ¿qué sentido tiene gastar fondos públicos para competir con todas estas plataformas? La información está al alcance de los usuarios de primera mano, incluso antes de lo que lo está para los propios medios de comunicación. Lo viví y lo expliqué hace poco en otro medio. Ningún gobierno es nadie para ofrecer ocio y entretenimiento, compitiendo de forma desleal con sus propios ciudadanos, cuando no usándolo como forma de ingeniería social. La cultura cuando es cultura, no puede estar pagada el gobierno de turno, puesto que pasa a depender – y por lo tanto defender – a ese gobierno de turno.

Puedo alegar lo que ya alegué en su momento, y que puedes leer aquí y aquí. Puedo alegar muchas cosas, pero hay una que es fundamental. Ninguna televisión o radio públicas, sin excepción, ninguna es plenamente objetiva, pues están hechas por personas que la imbuyen de su propia subjetividad y por lo tanto, bajo esta premisa, todas las televisiones públicas acaban convertidas, más temprano que tarde, en altavoces de su pagano, que no es otro que el gobierno de turno, que se hincha a imbuirla de sesgo. Pueden repasar los NODOs con Franco inaugurando pantanos o los telediarios que a buen seguro colgados están en la red. Es una cuestión de ética política. Abrir un medio público es el paso uno del camino que lleva a convertirse en Goebbles. Y desde luego nada que ver con la pluralidad y la democracia, como ya se ha publicado en esta santa casa.

Podría haber alegado también que comúnmente se utilizan como agencias de colocación y para pagar favores, pero eso ya vienen demostrando que saben hacerlo muy bien tantos unos como otros, así que como es una alegación que aplica a todos los chiringuitos públicos que se abren, en lugar de alegarlo, lo comento en este último párrafo. A modo de postdata. Lo de contentar lobbys y sindicatos lo llevan de maravilla.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s