Lecturas de siesta

Después de comer no es mal momento para darse un garbeo por los periodicos y artículos del mundo virtual. Se apaga la tele. Se pone uno comodo. Lee un ratillo lo que internet te escupa a la pantalla.

F. Hayek
Primero me ha dado por un artículo, que el bueno de Chus dejaba en el fiesbuc: No es una crisis, es un saqueo en el que Ramiro Pinto, desgrana, de forma bastante acertada, el expolio que sufrimos todos los ciudadanos gracias al sistema público que tenemos montado: Gobierno contrata a empresa privada – Empresa privada devuelve favor a gobierno. Hay engrose de los beneficios, según dice y con estos se engordan los bolsillos de empresarios y políticos.

Cierto es que esto ocurre, aunque mi experiencia trabajando con la administración controlando obras, me dice que, más bien al contrario, las empresas no ganan demasiado dinero. Será que los más de 10 millones de euros en contratos en los que he tenido participacion de alguna u otra forma, son pecata minuta.

No obstante, lo que sí es bien cierto es que en los años de bonanza (y en los de no tanta) se dilapidan recursos en obras faraónicas en las que demasiadas veces lo público y lo privado se mezclan de manera pestilente. “Cuántas obras inútiles con la excusa de mantener o crear puestos de trabajo. Algo que nada les importa. ¿Qué cobertura tienen los parados sin prestaciones?.” 

Claro que el algo teniamos que disentir. La solución desde mi punto de vista es que el gobierno no participe de esta actividad económica. Muerto el perro, se acabó la rabia. No veo que crear un subsidio, dando a todos una renta básica pueda llevar a que la administración deje de gastar en chorradas. Vivimos en la era del marketing, y la mejor forma que la administración y los gobiernos tienen de promocionarse es a través de obras hermosas y bien visibles, sean o no rentables o necesarias. 

Mientras la administración siga contratando se pueden producir abusos, porque el gobierno contrata con el dinero de todos – que no es de nadie.

Otra cosilla que ha caido en mis manos, via pantalla del portátil, es de Andrés Villena, No es el Tea Party, ¡estúpido! donde, tras explicar de forma somera que proponían Hayek, Von Misses, Popper y alguno más como modelo económico. 

L. von Misses
Como es lógico, se nos advierte que todas estás recetas neoliberales, que ya fueron aplicadas por la Thatcher, a.k.a. Iron Maiden (is gonna get you, no matter how far)  y Ronald Reagan, que como dice la canción, está el campo abonado para que vuelvan a surgir y va a cogerte y hacerte pupa.

“En 1947, la reconstruccion keynesiana de occidente iba a buen ritmo”, nos dice, y hoy en el año 2.010, ha fracasado, digo yo, y fracasa entre muchas otras cosas, por lo que apuntaba antes Ramiro Pinto. El dinero que es de todos, no es de nadie, por lo que se despilfarra, se dilapida o lo que es peor aun, queda en manos de corruptos. 

P.D.1: Mi repulsa a Pinochet y todo lo que significa. Ya que lo nombra Andrés Villena. Sin libertad no hay nada.
Anuncios

2 Comments

  1. Incluso la Thatcher y Reagan, se desayunaban proclamando el libre mercado y la meritocracia por la mañana y aprobaban leyes proteccionistas e intervencionistas por la tarde (p.ej. los acuerdos del Plaza para la devaluación del dólar de 1985… dejà vu Timothy Geithner suplicando a China??).Por cierto que en OOPP, las que ganan / han ganado dinero siempre han sido las grandes constructoras, es un sector donde (como muchos otros) el tamaño importa, tanto para comprar/subcontratar ventajosamente, como para conseguir modificados y similares…Viva la anarquía! Que me devuelvan mi dinero!

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s