El 27 S y la razón del contrario

Mi amigo Pere es de y vive en el barrio de Gràcia en Barcelona. Escribe sus pensamientos y montón de chistes en EconomíaVozSinGritos. Es un tipo con buen humor. Algunos años más que la mayoría. Vivencias y recuerdos. Se caga en la madre que parió a los hijosdeputa de ISIS porque ya no se podrá contemplar el amanecer en las ruinas de Palmira. Porque se han cargado el zoco de Aleppo, donde tantas veces disfrutó, cuando vivía en Siria. No añora la vida en California, ni en Madrid. Pere sigue con su vida, su Club de Natació Barcelona, su Liceu y la farmacia. Y bromeamos cada vez que nos vemos sobre si habrá que sacarse pasaporte para vernos la próxima vez.

Pere no es independentista. Y no seré yo el que le diga como ha de sentirse. Hijo de qué tierra. Hijo de qué padres. Los sentimientos son propios de cada persona. Y cada uno tiene sus sentimientos. Y sus razones. Y allá cada cual. Dice que entiende a los independentistas. Que desde Madrid lo han hecho de pena. Y que en Barcelona también. Que no hacer nada o ir a la contra es una tontería. Y que inmolarse a lo bonzo político, sin guardarse ningún as en la manga es propio de tarados políticos. Los políticos de uno y otro lado han jugado al “y tu más”.  A la mentira y al descrédito del oponente. Y los ciudadanos de uno y otro lado han seguido a pies juntillas el guión de los de arriba. Cómplices pues, de lo que venga. Sin importar que muchos deseen que al Barça lo echen de la liga y que los otros sepan que en la UE, de entrada, no. Jugamos al ya veremos. Pero firmes como una roca.

Pere me cuenta que España es un país precioso, por diverso. Que El País o el ABC son una mierda, ni sombra de lo que eran. Que hubiera sido mucho más sencillo y menos doloroso fijarse en lo que hicieron los británicos con Escocia, o en Canadá, donde si supieron desactivar el independentismo con cierta elegancia. Nada raro. Les dieron lo que pidieron, y les demostraron que no lo querían tanto. Aquí jugamos a otra cosa.

No se si recuerdan la fábula de los botes de cangrejos, el tapado y el destapado. El inglés y el español. Para echar la culpa al otro se parecen mucho todos.De Pirineos para abajo, todos. Nos parecemos demasiado. No había que inventar nada. De nuevo. Solo sacar conclusiones de lo que hicieron otros para desactivar su prucés. En ciertas cuestiones, los británicos y sus herederos nos llevan mucha ventaja. Eso pensaba Pere. Y tiene razón. Pero ahora que importa. Ambos bandos siguen pensando que la tienen de su lado. La razón. Y lo suyo hubiera sido dar la razón al contrario, para demostrar que estaba vacío. De razón y de argumentos.

Anuncios

Un comentario sobre “El 27 S y la razón del contrario

  1. […] Como hemos llegado hasta aquí, es bien sabido. Gobiernos generales o autonómicos, que han dado en el clavo de la bilis, para demagógicamente, cuando no mintiendo directamente, han presentado sus argumentos, buscando la víscera, antes que el cerebro. Y con buen resultado. Para eso, los defensores de los Estados son todos muy parecidos. […]

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s