Revolución (no) masiva

Hasta aquí hemos llegado. O hasta aquí deberíamos llegar. Todos, todos y cada uno de los españolitos. Al menos de los españolitos pensantes. Porque esto no es de recibo. La última subida de impuestos por el momento es la que colma mi vaso de la paciencia.

Mariano Rajoy, no ha sabido, no sabe y claro parece que no sabrá más que traer pobreza, no voy a decir que está haciendo bueno a ZP pero casi. Yo digo basta. Ahora. Ya. Desde aquí, y desde otros muchos sitios hemos glosado que hay otras soluciones que son posibles. Que no es necesario ni mentir ni pasar por la siniestra a Cayo Lara. Que ya hemos agotado el bolsillo de los españoles y que no puede subir la recaudación a base de impuestos. Así que a recortarse algo más que las uñas. Y decía mi ex suegra que no iban a despedir funcionarios. Mira tu por donde.

Estoy hasta los mismísimos. Para mi ha llegado el momento de cambiar las cosas, o al menos intentarlo. Desde el raciocionio. Desde la calma. Sin prisa. Pero sin pausa. Es la hora de la revolución. Todos pensamos que no hay mucho que hacer, pero yo no la diño sin plantar cara. Para que el mal triunfe solo es necesario que los hombres buenos no hagan nada. Y el mal es esa casta de parásitos que necesitan mas impuestos para pagarse sus vicios.

No quiero pagar impuestos para que estos ineptos, que no se han dado cuenta que la prima de riesgo es alta porque los que prestan el dinero no se fian de que podamos pagarles, no por nada, si no porque se nos comen los gastos. No quiero que se vaya la inversión, la creatividad y el montón de universitarios que son (somos) un poco de todos, porque entre todos los pagamos. Lo que llevo pagado hasta ahora, también me lo irán quitando, como no.

Así que desde aquí me uno a la campaña promovida por el P-lib, No Más IVA, y os dejo todos los enclaces.

No podemos pedir un Estado más fuerte. Todos, absolutamente todos los Estados, cuanto más fuertes, más peligrosos para sus ciudadanos, a la historia me remito. Así que tendremos que ir a por uno eficiente. Uno que no gaste más de lo que ingrese.

Estoy harto de mangantes y de chupóteros, pero empiezo también a estarlo de gente que agacha la testuz y que dice que ya verá que hace de aquí 4 años. Si te pasan por encima, es porque te dejas. Yo me voy de cañas a cantar para mi solo.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s