Dios salve al Estado

El verano me tiene fritas un poco las neuronas, necesito cada vez más descansos y cada ves más frecuentes. Debería ponerme un catre frente a las medusas, dentro de las Cisternas. (¿O me cogería el reuma por la humedad? No hay solución neutra, cachis)

No obstante lo dicho, mis periodos de actividad neuronal, son abundantes tanto por la veces que ocurren, como por las conclusiones que se derivan.
Cisternas de Yerebatán
Cisternas de Yerebatán

Una de las más plausibles, es que hay que constreñir, acogotar, confinar y minimizar, el Estado, la Casta, la Administración, o como queráis llamarlo. Por muchas razones, algunas de ellas en negativo:

– Si se minimizara el Estado, no veo de qué manera desaparecería la solidaridad. Muchas veces se nos acusa a los antiestatalistas que dejamos de lado a los más débiles. No entiendo por qué. Nunca nadie, liberal, libertario, ancap, objetivista o como queráis llamarlo, ha promovido la desaparición de las ONGs o la prohibición de la solidaridad como tal. De hecho a fecha de hoy muchos acallan sus conciencias pensando que es el Estado quien se encarga de esas cuestiones, cuando básicamente, la mayoría de ese dinero solidario se pierde por el camino, en la intrincada burocracia estatal, cuando no presa de corruptelas.
– No conozco ningún estado con socialdemócrata, socialista, comunista, etc, y España a día de hoy lo es, que se caracterice por la riqueza de sus ciudadanos, por su prosperidad o por su crecimiento.
Sin embargo los países con menos estado, sí encabezan los listados de aquellos lugares en los que si hubiera sol y playa, cualquiera querría vivir.
– Confundir el Estado, con la voluntad popular, a fecha de hoy me parece absolutamente ridículo. El ejemplo español es claro. ¿Para que nombrar una vez más la ley d’Hont? Si acaso votáramos mediante sufragio directo, por internet, a lo mejor, se expresaba el pueblo directamente y no a través de una panda de indocumentados muy listos. Hoy en día estamos en disposición de que si el pueblo se quiere expresar libremente, puede hacerlo usando este canal. Por cierto, si alguien cree que en España se puede legislar desde abajo, que se lea la ley de Iniciativas Legislativas Populares, es para echarse a llorar.
 
Hoy siguen subiendo impuestos, y no sube la recaudación. Y no va a ser Mariano, funcionario de carrera, quien se inmole en su propia casa. Hacen falta trabajadores, empresarios, autónomos, quienes se dediquen a reducir el tamaño del Hiperestado. 
 
Llegados a este punto, de la vida digo, ya me conformaría con ver como vamos apretando poco a poco los lindes sobre la Administración. Pero no parece que así vaya a ser. El buenismo irracional impera. La libertad da miedo. Los postulados que afirman que un mundo mejor, gobernado por hombres buenos es posible… ¿Alguien me puede dar algún ejemplo donde los gobiernos, de todo tipo, no haya acabado explotando al ciudadano de a pie? No aprendemos.
 
Todo por el bien común… y yo ya lo dije una vez en este blog, el bien común está muy bien, hasta que te pasa por encima, y en esas estamos, nos han subido el IRPF, el impuesto de sociedades y ahora van a subir el IVA un 125% en algunos casos (para los de la LOGSE, subir el IVA del 8 al 18%, es subirlo una vez y cuarto, o sea el 125%) es decir, nos está pasando el Estado por encima, y ahí están echándose las culpas unos a otros. 
 
Pues la culpa es nuestra. Tuya y mía. Para que el Estado triunfe solo es necesario que los hombres libres no hagan nada. Dios salve al Estado.
 
Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s