El rocanrol se sabe cuando empieza…

Quizá por que es viernes víspera de Nochebuena, quizá por que me acabo de estacar un buen gintonic entre pecho y espalda, quizá porque el rocanrol me pone más que la mayoría de las mujeres – quizá porque me hace más caso – quizá porque los años más duros y complicados de mi vida se estan esfumando, quizá, solo quizá por estas razones y alguna más que me dejo en el tintero hoy no voy a criticar a nadie.

No somos los KISS pero casi
No somos los KISS pero casi

Obviaré que el despilfarrador Gallardón esté en el gobierno, junto con otro ex Lehman Brothers. Que la prima de riesgo sube y baja. Que el Mueso San Pio V se cae a pedazos. Que Camps está sentado en el banquillo de los acusados. Que para que la Generalitat me pague los 5.000 euros del ala me tendré que poner en huelga de hambre. Correré un estúpido velo.

Lo haré porque todo lo que digo y defiendo desde estas líneas, lo hago desde la meditación y el convencimiento. Aunque a veces me salga la bilis por los poros, no negaré que es una cantidad de bilis meditada y calculada, para que el mensaje que quiero dejar cale hasta donde creo que debe calar. Y como viene desde la meditación profunda, y de una u otra manera marca mi devenir diario, mi devenir diario se empapa de lo que aquí digo, y ¡Oh, maravilla! mi devenir diario confirma que no me equivoco.

Que marcarse una meta, trabajar por ella, ahorrar y no malgastar, pasar del Estado y de su brazo ejecutor, el Gobierno de turno, trabajar por mi propia conveniencia y por la conveniencia de los que me reodean, ser un individualista convencido, un impecable trabajador colaborativo, aplicar lo que aquí digo y comparto, al final, tiene como consecuencia aquello que yo preveia.

Así que parece que ha empezado el rocanrol… Estamos en el camino de aquello que los que me conocen me han oído decir más de una vez. Yo me muero el más rico del cementerio, o me quedo en el intento. Pero desde luego que lo intento. El rocanrol se sabe cuando empieza, pero nunca cuando acaba.

Chicos y chicas, mayores y pequeños… en estas fechas tan señaladas – que siempre me la han traido al pairo, dicho sea de paso – no voy a dejar pasar la oportunidad de ofrecerte mi deseo de año nuevo: Empieza el camino hacia la libertad, a veces da un poco de miedo, porque ha de recorrerlo uno mismo, lo cual no significa hacerlo solo, pero cada camino es distinto y cada cual tiene el suyo. Búscalo. Recórrelo.

Tu camino es como el rocanrol… que se sabe cuando empieza, pero nunca cuando acaba, y sí, no sabes por donde te va a llevar, y a quien cojones le importa, sólo tú puedes decidirlo.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s