España no es Venezuela

España no es Venezuela pero casi. O vamos camino, me parece. Vamos de tropelía en desatino, de ataque contra la libertad en ataque liberticida. De mal en peor.
Los que me conocen personalmente saben que me he ganado el derecho hablar de las leyes contra la violencia de género como quiera. Claro ataque contra la libertad. Se cargan el principio de inocencia y no sirven para casi nada. Muchas victimas. Denuncias falsas (que las hay y muchas) “Nosotros veniamos a llevarle detenido, pues su novia dice…” (sic) Y gente muriendo. Hay muchas cosas que cambiar en la Constitución, pero desde luego no el principio de que los hombres y las mujeres somos iguales ante la ley. Hoy eso no es cierto. Este ataque contra la libertad no ha servido de nada.
Por desgracia, últimamente se han redoblado los esfuerzos. En publicaciones anteriores ya menté la ley del tabaco. Papa estado se mete en nuestra casa y nos dice qué podemos hacer y qué está prohibido. Mi salud es mia y me la jodo cuando quiero. Me parece absolutamente hipócrita no dejar fumar pero dejar vender… El estado a cobrar del mal ajeno. El alcohol es perjudicial para la salud. En los bares solo sirven fanta de piña. (Cocacolas no que tiene cafeína y nos ponemos locos) Hay que ver… luego vendrán los coches, y las mierdas de perro que son biodegradables pero muy feas.
También está el consejo audiovisual. Goebbels estaría orgullosísimo. El estado controlando lo que se dice o se emite en los mass media. La propaganda en marcha. La conquista total del cuarto poder. Todo muy políticamente correcto.
Pajin antihumillación… Voy a dejar de adelgazar. Así cuando no consiga un trabajo o no me atienda bien el funcionario de turno en la cola de hacienda diré que me ha llamado gordo de mierda y que me quiero ir con mi mamá a ponerle una demanda de tres pares de testículos. Que tengo testículos, digo testigos.
Trabajas desde el 1 de Enero hasta las vacaciones de verano para pagar tus impuestos. Viene Rita o quien sea y te dice donde puedes abrir una tienda y donde no. Y se han gastado mi pasta, toda. La seguridad social en quiebra. Hoy. Ya. La Generalitat Valenciana con una media de pago de facturas de más de 2 años (repito ¡¡de media!!) La de Cataluña paga las nóminas vendiendo bonos.
Vendrán ahora los que digan que lo que hace falta es más control. Más estado. Menos libertad. Llevamos un siglo así. Engordando la vaca… Y se lo han llevado crudo. Tu dinero y el mio.
Los socialistas de derechas y de izquierdas, que todos lo son, no se dan cuenta de que no pueden dirigir las vidas de las personas. Vamos por delante. Ejemplo claro, internet. Que les da casi siempre sopas con honda. Quieren estado y yo quiero hacer lo que me de la gana. Y como yo muchos. Se han montado el chiringuito y no se apean.
Sabina reconoce en Público que la revolución cubana ha fracasado. El muro cayó. Pero claro, a él le tira el corazón. A tantos. Y no se dan cuenta, ni Sabina, ni el PP, ni el PSOE, ni la mayoría de los ciudadanos, que durante un siglo estuvimos intentando jugar con corazón, pero que el Mundial lo ganamos cuando dejamos el corazón a un lado y nos dedicamos a jugar como equipo y con cabeza.
Anuncios

2 comentarios sobre “España no es Venezuela

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s