Amigo taxista

Amigo taxista, he sido, soy y seré usuario de tus servicios. Soy y seré por necesidad y por obligación, no siempre por gusto. El abuso monopolístico al que se me somete por parte del Estado para favorecer tu lobby, cada vez me resulta más difícil de tragar. Tienes competidores que lo hacen mucho mejor que tú. Se llaman Uber o Cabify y siempre que puedo los uso. Es tu abuso del poder el que no me permite disfrutarlos tanto como me gustaría. Tu servicio empieza a estar obsoleto. ¿Imaginas que solo pudiera haber una dirección de email por cada buzón físico? Tu planteas algo parecido.

Clamas contra el capitalismo, que es lo mismo que quejarse de la imaginación humana, de su inventiva para sacarse las castañas y sobrevivir. El capitalismo en un asco hasta que toca vender la licencia. Curioso que empresarios, o autónomos, que es lo mismo, hagan una huelga colapsando las ciudades, granjeándose la enemistad del ciudadano medio y provocando que vuestros competidores batan récords de servicios. Sin duda otra de esas huelgas contraproducentes. Quizá os mantengan el chiringuito por un tiempo, pero desde luego que el rechazo de gran parte de la sociedad es ya patente. No sois obreros mal pagados. No sois tampoco el transporte de esos obreros. Que nadie se confunda. Deberías pedir bajadas de impuestos, por ejemplo, a los carburantes, no suplicar las migajas por mantener un servicio que pronto será solo un recuerdo.

Amigo taxista, por si fuera poco, has conseguido crear enormes agravios comparativos entre tu colectivo y el de muchos otros pequeños empresarios. Mientras las autoridades defienden tu licencia, se pasar por el arco del triunfo las de los comercios, permitiendo que otros sin licencia les hagan competencia desleal. Esta es la doble vara de medir que exhiben hoy. Mañana te tocará a ti. Las licencias son un timo del Estado. A ti te timaron. Y a otros. No había posibilidad de hacer nada para evitarlo entonces, pero mañana cuando ya no intereses, tus ambiciones se irán por el sumidero del gobernante.

Amigo taxista, no eres un servicio público, y si lo fueras deberían fijar un mínimo de licencias, no un máximo. Tus argumentos denotan una vez más que solo quieres defender un privilegio.

Amigo taxista, el Estado creó un monopolio y te dio la falsa seguridad de que era inviolable. Falso. Te engañó. Ahora solo le interesa tu voto y te regala los oídos y quizá los bolsillos. Sin embargo, los servicios cambian y mejoran. Los gobiernos mienten, manipulan, tergiversan. Te quitarán a ti para dar a otros de la misma manera que quitaron a otros, blindando tu sector, para darte a ti. En el momento dejes de interesar, pasará. Eres un muerto viviente, deberías obrar en consecuencia.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s