50 y parece que aun fue ayer

Publicado en ValenciaOberta.es

Acabo de caer en la cuenta que hace un año que escribo aquí en ValenciaOberta.es. Lo recuerdo porque mi segundo artículo venía a cuento de la Constitución Española. Éste que escribo, lo escribo en su onomástica. No han cambiado mucho las cosas desde entonces. No se ponen de acuerdo para casi nada. Así que de parir una Carta Magna, parirán una cuyo único fin sea el trinque, que es en lo que se ponen de acuerdo siempre. Voten no. A lo loco.

Cuando se cumplen años, cuando llega la Navidad con su Año Nuevo o se acaban las vacaciones de verano, tendemos a repasar lo que ha ocurrido en el periplo que se acaba. Algunos ponen las cosas en orden. Otros se apuntan al gimnasio y dejan de fumar. Cada uno con sus filias y sus fobias.

El mero hecho de que la Constitución sea la misma, de que el PP no haya pegado otro sablazo o de qué el informe PISA esta vez nos dé una pequeña alegría no deja de recordarme que de todo esto ya escribí antes y que las cosas no han cambiado mucho. Todo es un déjà vu amargo. En el 2.011 ya advertíamos que lo del PP socialista y saqueador no era nada descabellado. ¿Qué importa que lo vengamos repitiendo desde entonces? Seguro que tengo algo escrito por ahí pero ya me he citado bastante. Mi pica la curiosidad sobremanera por ver cuánto son capaces de soportar el cachondeo de sus líderes los votantes y militantes liberales del PP.

A mí es lo que se me viene a la cabeza cuando se cierra un ciclo. Esa sensación de que ya se cerró un ciclo muy parecido antes. Y esta vez así ha sido de nuevo, con una pequeña adenda que no es otra que cuando empecé a escribir y vomitar mi bilis por el ciberespacio tenía por costumbre inspirarme en algún texto de alguna canción, y hoy, teclas mediante así ha sido de nuevo. Parece que aún fue ayer cuando “En los amigos creía y en palabras de mujer, en Dios, patrias y banderas y en el diablo también, en leyes, familia y escuela y claro, también en El Rey. Voy recordando mentiras y parece que aun fue ayer.”

Quizá el pesimismo alcohólico de Yosi, le haga mezclar conceptos, algo nada extraño en nuestros días, por otro lado. Quizá sea solo la letra de una canción. Quizá las letras de las canciones, aunque ya dan para ganar un Nobel, no den mucho de más sí. O quizá sean más profundas de lo que puedan parecer a primera vista. Quizá es solo que algunos vemos cómo pasa el tiempo y seguimos cometiendo los mismos errores. Quizá las cosas se ven mucho mejor desde la atalaya que es el sillón de mi casa. O mucho peor. Quizá sea el espíritu crítico o la falta de él.

Ustedes pueden creer lo que quieran. Yo del texto en cursiva solo rescato dos conceptos en los que no es que se pueda creer, si no por los que hay que trabajar. Y ahí quizá resida el punto de apoyo de la palanca que mueve las cosas. Mi columna de hoy es un quizá. Es duda. Parece que aun fue ayer que todo eran certezas. Mañana las dudas de hoy seguirán estando sobre la mesa. Esta es la única certeza.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s