El rock&roll y yo somos así

Desde que empecé a escribir desde mi imaginaria habitación, en mi imaginario hotel de Estambul – imaginaria  porque no estoy allí, no por inexistente, en mi cabeza siempre está la recepción del Point Hotel cuando pergeño estas cosas – siempre ha habido referencias musicales, más o menos rockeras, más o menos duras o salvajes.

Aquí se han copiado literalmente el Huevos con aceite, what the fuck? que decía en un spanglish macarrónico el bueno de Dee Snider, como uno de los himnos libertarios por excelencia, desde mi punto de vista, claro está, o el más patrio Resistiré, de los Barones, que aunque actuaban en las fiestas del PCE, en muchas de sus letras no dejan transmitir su amor por la libertad, aunque sus espíritus jóvenes confundieran churras con merinas.   

Estas referencias, quizá no son para el gran público. No son de lo que pinchan en 40 Criminales – bendito Pirata – ni en M80, ni en la KISS, así que estamos fuera del main stream. Que coño, somo liberales, siempre estamos fuera del main stream. Sin embargo, U2 si que es de los que todo el mundo conoce. Además Bono, su cantante, con el que tantas bromas hacía Pepe de La Mancha, es un adalid del pensamiento bueno. Bandera de los necesitados. Lanzarote de los desfavorecidos. Todo un señor al lado de los menos afortunados.

Mira tu por dónde que resulta que Paul David Hewson, a.k.a. Bono se destapa en en Georgetown, en una conferencia, y se sorprende a sí mismo diciendo que el capitalismo y el comercio sacan a más gente de la pobreza que la ayuda humanitaria. Desde luego que a él, el capitalismo, el comercio de su música, le ha hecho rico, lo cual a mi me alegra. A él y a muchos otros rockeros, músicos o artistas. Bien está que alguno se vaya dando cuenta. Y reivindique lo que es cierto.

Me alegro cuando leo estas noticias. Cuando la gente se quita la careta y dice lo que piensa. Sea o no lo que  la mayoría cree. Y me alegra que la gente de la música, siempre luchadora, reivindicativa entienda la libertad como lo que es. Con sus consecuencias, con sus achaques. Con las imperfecciones propias de la condición humana.

El rock&roll siempre fue símbolo de libertad. Inconformismo. Pero se había alineado con la socialdemocracia imperante. Siempre al lado, equivocado, de la izquierda. Algunos ya van despertando de su letargo. Es para congratularse. Por eso este post. El rock&roll es libertad. Él y yo, somos así.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s